27 de diciembre de 2010

La niña que fui




La niña que fui …








Hoy siento que he de abrazar a esa niña que fui
Se que necesita ese abrazo, la tomo, la aprieto contra mí, le digo no tengas miedo, yo te quiero, y eres preciosa, al momento siento paz
Puedo reprimir su llanto, pero no puedo acallar su voz, por eso hoy la reencuentro, la consuelo, alivio momentos que no fueron apaciguados, descuidos que me afligieron y que no fueron atendidos


Ahora en la madurez estoy, preparada para hacerlo, ahora es cuando puedo dar a esa niña ese amor que algunos momentos le falto, y paliar su tristeza, con mi serenidad de hoy
Nazco cada día un poco, soy esa niña que fui, ella entiende de magia y sabe que cada día es diferente de otro, dejo que tome las riendas de mi vida otra vez , mirando la vida con la inocencia y el entusiasmo de antes, porque si no es vivir sin vivir

No hay comentarios:

Publicar un comentario